Susana Jiménez: Salida de unidades 12 y 13 de central Tocopilla no producirá déficit

La ministra de Energía encabezó el retiro de estas dos instalaciones de Engie Energía Chile, asegurando que con la entrada en servicio de la línea de transmisión Cardones-Polpaico “no habrá problemas para enfrentar situaciones excepcionales de operación”.

La ministra de Energía, Susana Jiménez, encabezó el histórico retiro de las dos primeras unidades a carbón del Sistema Eléctrico Nacional, dando el primer paso en el proceso de descarbonización de la matriz, en que se considera la salida de otras seis centrales de este tipo en los próximos cinco años.

La autoridad estuvo en las instalaciones del Coordinador Eléctrico Nacional en Santiago, desde donde fue testigo de la desconexión de las 12 y 13 de la central Tocopilla, perteneciente a Engie Energía Chile, las cuales suman una capacidad instalada de 171 MW, y que entraron en servicio en 1983 y 1985, respectivamente.

Seguridad

Jiménez aseguró que el retiro de estas unidades no producirá ningún déficit en el sistema eléctrico, decisión que fue estudiada y autorizada por el Coordinador Eléctrico Nacional, puntualizando además que que la entrada en servicio de la línea de transmisión Cardones-Polpaico “no habrá problemas para enfrentar situaciones excepcionales de operación”.

“Estamos siendo testigos de un momento histórico para nuestro país, y especialmente para el sector energético, por la salida del sistema eléctrico de las primeras centrales a carbón. El retiro de las unidades 12 y 13 de Tocopilla marca un antes y un después, porque muestra el pasado que iremos dejando atrás de manera responsable, y el futuro al que queremos ir, en que las energías limpias y renovables tomarán la posta”, dijo la secretaria de Estado.

La ministra estuvo acompañada por el subsecretario de Energía, Ricardo Irarrázabal, el presidente del Consejo del Coordinador Eléctrico Nacional, Juan Carlos Olmedo, José Venegas, secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía, y el gerente general de Engie Energía Chile, Axel Levêque, entre otros asistentes.

Juan Carlos Olmedo destacó el retiro progresivo de centrales generadoras a carbón “sin ningún tipo de subsidios, a diferencia de lo que ocurre en países desarrollados, por lo que como organismo responsable de coordinar la operación del sistema eléctrico del país nos encargaremos de que el suministro siga con la seguridad y calidad habitual”.

Por su lado, Axel Levêque, gerente general de Engie Energía Chile, sostuvo que “este proceso debe tomarse como una transformación y no como un quiebre, considerando que hoy el 40% de la matriz depende de carbón y eso requiere de un proceso responsable”.

Respecto de la situación a nivel local, la compañía confirmó que los 33 trabajadores directos que operan en las unidades 12 y 13 de Tocopilla “ya se encuentran reubicados, y que para el futuro cierre de las unidades N°14 y N°15 al año 2022 se está creando un plan de trabajo para desarrollar capacitaciones, reconversión y plan de retiro voluntario, entre otras acciones”.

“Hemos destinado buena parte de nuestros esfuerzos en hacer estos cierres de forma responsable y en coordinación con autoridades locales, clientes y sindicatos, entendiendo específicamente la importancia que tiene el desarrollo de un plan de para nuestros trabajadores y su empleabilidad”, precisó Levêque.

Próxima etapa

De acuerdo a lo informado por el Ministerio de Energía, la etapa de mediano plazo (2024–2040) “consiste en el compromiso de definir fechas en nuevas mesas de trabajo conformadas cada cinco años, que permitan establecer cronogramas específicos de retiro, dando cuenta de los impactos económicos, sociales y ambientales de esta decisión”.

“Hay quienes piden mayor celeridad, lo que a todos nos gustaría, pero quiero ser enfática en señalar que como Gobierno queremos un país con energía más limpia y renovable, pero sin poner en riesgo la seguridad energética que requieren los hogares y el sector productivo”, aseguró la ministra Jiménez.


Fuente: Revista Electricidad

News Reporter