Brasil privatizará al menos un 10% de su participación en la eléctrica pública Eletrobras

Facebooktwitterlinkedin

El Gobierno brasileño definirá este mes el “modelo” que se utilizará para la privatización de Eletrobras, la mayor empresa eléctrica del país y “joya” de un ambicioso plan de venta de activos públicos, informaron hoy fuentes oficiales.

“Antes de fin de mes será anunciado el modelo”, que hasta ahora se inclina por la venta de un importante paquete de acciones del Estado en la empresa, que controla actualmente en cerca de un 60 %, explicó el ministro de Minas y Energía, Fernando Coelho Filho, en una teleconferencia con corresponsales extranjeros.

El porcentaje de acciones que serían ofrecidas al capital privado aún no ha sido definido, pero el ministro indicó que “la idea es que la participación del Estado sea diluida a menos de un 50 %”.

Coelho Filho apuntó que “inicialmente no se venderá” en forma directa “ninguna participación” del Estado en la empresa, pero esa alternativa sería evaluada en caso de que la oferta de acciones no reduzca su participación “a menos del 50 %” del capital accionarial.

También confirmó que la privatización de Eletrobras excluirá la importante hidroeléctrica Itaipú, que Brasil comparte con Paraguay, y las plantas nucleares operadas por la compañía.

En el primer caso, dijo que “por tratarse de acuerdos bilaterales con Paraguay” no podría plantearse la privatización sin un convenio previo con ese país, y en relación a las centrales nucleares aclaró que la Constitución brasileña reserva al Estado todo lo relativo a la energía atómica.

Según el ministro, el proceso de reducción de la participación del Estado en Eletrobras deberá concluir a mediados de 2018, pese a que será un año electoral, en el que será elegido un nuevo jefe de Estado, que asumirá el 1 de enero de 2019.

Coelho Filho indicó que, a pesar de la recurrente crisis política que sufre el país con constantes escándalos de corrupción, el inicio de la recuperación de la economía ha renovado el interés del sector privado nacional y extranjero por invertir en Brasil.

Ese interés, de acuerdo al ministro, ya está manifestado en unas próximas licitaciones de campos petroleros programadas para fines de este mismo mes y para octubre próximo, para las cuales calculó que se inscribirán unas 40 empresas, entre nacionales y extranjeras.

“Había un ambiente bastante confuso en todas las áreas, en medio de una grave recesión”, dijo Coelho Filho en alusión al pésimo clima de negocios en que sumergió Brasil tras acumular una pérdida cercana a siete puntos del PIB entre 2015 y 2016.

Sin embargo, afirmó que el interés de los inversores “ha vuelto”, sobre todo después de que la economía brasileña tuvo una tímida reacción este año con un crecimiento del 1 % en el primer trimestre, que en el segundo se redujo al 0,2 % pero bastó para poner fin de la recesión, al menos desde el punto de vista técnico.

A fin de apuntalar esa recuperación, el Gobierno anunció el mes pasado un vasto plan de privatizaciones, que además de Eletrobras incluye carreteras, aeropuertos, terminales portuarias, entre muchos otros activos con los que pretende recaudar unos 44.000 millones de reales (cerca de 14.200 millones de dólares).

Fuente: El Periodico de la Energía

Facebooktwitterlinkedin