Mayores minas de la II Región paralizan faenas y producción de energía solar cae a cero

Facebooktwitterlinkedin

Impacto de un día de paralización de estos yacimientos en el Imacec equivaldría a 0,2 puntos menos. La caída de nieve sobre paneles solares impidió la generación de energía en estas estructuras. La inédita nevazón caída ayer en la Región de Antofagasta provocó que las principales minas de la región ­la mayor zona productora de cobre del país­ se vieran obligadas a paralizar en forma preventiva, a fin de evitar accidentes y, en algunos casos, porque no era posible iniciar trabajos por la alta acumulación de nieve.

Según un reporte del Ministerio de Minería, las mineras Mantos Blancos (de Mantos Copper), Lomas Bayas (Glencore), Chuquicamata y Radomiro Tomic (Codelco), Escondida (BHP), Michilla, Zaldívar y Antucoya (de Antofagasta Minerals), SQM Salar, Albermarle (Rockwood) y Complejo Metalúrgico Altonorte (Glencore) permanecieron detenidas. Las demás ­entre ellas Sierra Gorda (de la polaca KGHM) y Ministro Hales, de Codelco­ funcionan de manera parcial, mientras que dos faenas, Gabriela Mistral, de Codelco, y SQM María Elena operaron de manera normal. Otras siete mineras medianas (Mantos de la Luna, Grace, El Way y Puzolana Norte, entre otras), detuvieron los trabajos.

Durante la tarde, Codelco confirmó que Salvador, en la Región de Atacama, también había paralizado sus La inédita nevazón de ayer en la Región de Antofagasta obligó a paralizar la mayor parte de las minas que operan en esa zona.

La minera estatal señaló que debido al sistema frontal en las divisiones del distrito norte “se determinó aplicar una serie de medidas preventivas, con el objetivo de resguardar ante todo la seguridad de sus trabajadoras y trabajadores, propios y contratistas”, informando la paralización de las tareas de mina en sus faenas, mientras que las plantas productivas se mantenían en evaluación.

“Además ­y como es habitual en este tipo de casos­, se analizan las condiciones del viento para tomar otras medidas preventivas, como, por ejemplo, suspender los trabajos en altura, izajes y labores a la intemperie.

Producción de energía

Otro de los efectos de la nevazón registrada en el Norte Grande fue la paralización total de la producción de energía solar, pues los paneles fotovoltaicos, en casi la totalidad de los casos, se vieron cubiertos de nieve o lluvia, lo que imposibilita la producción. En esa región, el 9,2% de la capacidad instalada de generación eléctrica corres­ponde a energía solar, equivalente a 525,3 MW, casi el doble que la participación que las centrales solares tienen respecto del total instalado en el país, que de acuerdo con el Anuario Estadístico de la Comisión Nacional de Energía (CNE) llega al 5%.

Esto instala a la Región de Antofagasta como una de las mayores productoras de energía solar del país. Por ello, la situación climática tuvo un efecto importante, pues la producción solar bajó a cero. Según fuentes del Coordinador Eléctrico Nacional (CEN), tanto el viento como la lluvia ­más aún la nieveimpiden la producción de energía con esta fuente. Según José Antonio Lobo, gerente general de Solar Reserve ­una de las empresas que produce energía en el Norte Grande­, la nieve caída en la zona fue absolutamente inusual, pues casi el 90% de las centrales solares del país están a una altura inferior a los 2.000 metros, lo que no tiene relación directa con los fenómenos climáticos, sino más bien con la cercanía a los centros de consumo, líneas de transmisión y carreteras.

Fuente: La Tercera

Facebooktwitterlinkedin